Artrosis ¿qué es?

La artrosis, también llamada a veces llamada enfermedad articular degenerativa o artritis degenerativa, es la condición crónica más común de las articulaciones, que afecta aproximadamente a 27 millones de estadounidenses. La artrosis puede afectar a cualquier articulación, pero ocurre con mayor frecuencia en rodillas, caderas, espalda baja y cuello, pequeñas articulaciones de los dedos y las bases del pulgar y el dedo gordo del pie.

Que es la artrosis y en que cosiste exactamente (sintomas y causas)

En las articulaciones normales, el cartílago cubre el extremo de cada hueso. Éste cartílago proporciona una superficie lisa y deslizante para el movimiento de las articulaciones y actúa como un colchón entre los huesos. En la artrosis, el cartílago se rompe o se desgasta, causando dolor, hinchazón y problemas para mover la articulación. A medida que la artrosis empeora con el tiempo, los huesos se pueden incluso llegar romper y desarrollar crecimientos llamados espolones. Los trozos de hueso o cartílago pueden astillarse y flotar en la articulación. En el cuerpo, se produce un proceso inflamatorio y se desarrollan citoquinas (proteínas) y enzimas que dañan aún más el cartílago. En las etapas finales de la artrosis, el cartílago desaparece prácticamente y los huesos se frotan unos con otros, lo que provoca graves daños en las articulaciones y más dolor.

¿A quién afecta la artrosis?

Aunque la la artrosis se da en personas de todas las edades, es más común en personas mayores de 65 años. Los factores de riesgo comunes incluyen aumento de la edad, obesidad, lesiones articulares previas, uso excesivo de la articulación, músculos débiles del muslo y genes.

  • Uno de cada dos adultos desarrollará síntomas de artrosis de rodilla durante su vidas.
  • Uno de cada cuatro adultos desarrollará síntomas de artrosis de cadera a los 85 años.
  • Una de cada 12 personas de 60 años o más padece ya de artrosis.

Síntomas de la artrosis

Los síntomas de la artrosis pueden variar dependiendo de qué articulaciones se ven afectadas y en qué grado. Sin embargo, los síntomas más comunes son dolor y rigidez, especialmente a primera hora de la mañana o después de descansar. Las articulaciones afectadas pueden hincharse, especialmente después de una actividad prolongada. Estos síntomas tienden a acumularse con el tiempo en lugar de aparecer repentinamente. Algunos de los síntomas más comunes de la artrosis son:

  • Dolor o rigidez en las articulaciones, especialmente en las caderas, las rodillas y la parte baja de la espalda, después de inactividad o uso excesivo.
  • Rango de movimiento o rigidez limitados
  • Clics o chasquidos cuando se doblan una uniones
  • Inflamación leve alrededor de una articulación
  • Dolor que empeora después de la actividad o hacia el final del día

Los sintomas de la artrosis son dolor en las articulaciones por lo general

Estas son algunas formas en que la artrosis puede afectar a diferentes partes del cuerpo:

  • Caderas -> El dolor se siente en el área de la ingle o en las nalgas y, a veces en el interior de la rodilla o el muslo.
  • Rodillas -> Se produce una sensación de «rallado» o «raspado» al mover la rodilla.
  • Dedos -> Los crecimientos óseos (espolones) en el borde de las articulaciones pueden hacer que los dedos se hinchen, queden sensibles y enrojecidos. Puede haber dolor en la base del pulgar.
  • Pies -> Dolor y sensibilidad se siente en la articulación grande en la base del dedo gordo del pie. Puede haber hinchazón en los tobillos o los dedos de los pies.

El dolor, la hinchazón o la rigidez de la artrosis puede dificultar la realización de tareas normales en el trabajo o en el hogar. Actos simples como tender las sábanas, abrir una caja de comida, coger el ratón del ordenador o conducir un coche pueden volverse casi imposibles. Cuando las articulaciones de la parte inferior del cuerpo se ven afectadas, las actividades como caminar, subir escaleras y levantar objetos pueden ser difíciles. Cuando las articulaciones de los dedos y las manos se ven afectadas, la artrosis puede dificultar el agarre de objetos, como un lápiz, o realizar tareas delicadas, como la costura.

Muchas personas creen que los efectos por la artrosis son inevitables, por lo que no hacen nada para controlarlo. Los síntomas de la artrosis pueden obstaculizar el trabajo, la vida social y la vida familiar si no se toman medidas para prevenir daños en las articulaciones, controlar el dolor y aumentar la flexibilidad. El colágeno con magnesio ayudan a curarla y prevenirla.

Cómo la artrosis puede afectar a la salud general

El dolor, la movilidad reducida, los efectos secundarios de la medicación y otros factores asociados con la artrosis pueden provocar efectos negativos en la salud que no están directamente relacionados con la enfermedad articular.

La artrosis aparece cuando el cartilago de las extremidades desaparece

Diabetes y enfermedad cardíaca -> El dolor de rodilla o de cadera puede llevar a un estilo de vida sedentario que promueva el aumento de peso y la posible obesidad. Tener sobrepeso u obesidad puede conducir al desarrollo de diabetes, enfermedades del corazón y presión arterial alta.

Caídas -> Las personas con artrosis experimentan hasta un 30% más de caídas y tienen un riesgo de fractura 20% mayor que aquellas sin artrosis. Las personas con artrosis tienen factores de riesgo como disminución de la función, debilidad muscular y equilibrio alterado que los hace más propensos a caerse. Los efectos secundarios de los medicamentos utilizados para aliviar el dolor también pueden contribuir a las caídas. Los analgésicos narcóticos pueden hacer que las personas se sientan mareadas y desequilibradas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *