La ingesta de magnesio buena para la salud ósea en los niños

Se aconseja a los padres que se aseguren de que sus hijos beban leche y coman otros alimentos ricos en calcio para formar huesos fuertes. Pronto, también se les instará a que se aseguren de que sus hijos coman salmón, almendras y otros alimentos ricos en magnesio, otro nutriente que podría desempeñar un papel importante en la salud de los huesos, según un estudio 1 que se presentará el domingo 5 de mayo en la reunión anual de las Pediatric Academic Societies (PAS) en Washington, DC.

 

La ingesta de magnesio buena para la salud ósea en los niños«Muchos nutrientes son la clave para que los niños tengan huesos sanos. Uno de estos parece ser el magnesio», dijo el autor principal Steven A. Abrams MD, FAAP, profesor de pediatría del Baylor College of Medicine de Houston. «El calcio es importante, pero, excepto para aquellos niños y adolescentes con muy baja ingesta, no puede ser más importante que magnesio …»

Aunque se sabe que el magnesio es importante para la salud ósea en adultos , pocos estudios han analizado si la ingesta y absorción de magnesio están relacionadas con el contenido mineral óseo en niños pequeños. El objetivo de este estudio era llenar ese vacío.

Investigadores reclutaron 63 niños sanos de 4 a 8 años que no tomaban multivitaminas o minerales para participar en el estudio. Los niños fueron hospitalizados dos veces durante la noche para poder medir sus niveles de calcio y magnesio.

Los participantes llenaron diarios de alimentos antes de la hospitalización. Todos los alimentos y bebidas servidos durante su estancia en el hospital contenían la misma cantidad de calcio y magnesio que consumían en un día típico, según los diarios. Los alimentos y bebidas se pesaban antes y después de cada comida para determinar la cantidad de calcio y magnesio que los sujetos realmente consumían . Además, los padres recibieron básculas para pesar los alimentos de sus hijos durante tres días en casa después de la primera estancia hospitalaria y durante tres días en casa antes de la segunda estancia hospitalaria, de modo que la ingesta dietética de calcio y magnesio pudiera calcularse con precisión.

Mientras estaban hospitalizados, los niveles de calcio y magnesio de los niños se midieron mediante una técnica que consistía en administrarles formas no radiactivas de magnesio y calcio, llamadas isótopos estables, por vía intravenosa y oral. La orina se recolectó durante 72 horas. Al medir los isótopos estables en la orina, los investigadores pudieron determinar cuánto calcio y magnesio fueron absorbidos por el cuerpo. El contenido y la densidad mineral ósea se midieron mediante la absorciometría de rayos X de energía dual de todo el cuerpo.

Los resultados mostraron que las cantidades de magnesio consumidas y absorbidas eran indicadores clave de cuánto hueso tenían los niños . Sin embargo, la ingesta de calcio en la dieta no se asoció significativamente con el contenido o la densidad mineral ósea total.

«Creemos que es importante que los niños tengan una dieta equilibrada y saludable con buenas fuentes de minerales, incluyendo calcio y magnesio», concluyó el Dr. Abrams.

Fuente: La historia anterior es una reimpresión de materiales proporcionados por American Academy of Pediatrics , via EurekAlert.

Imagen cortesía de Shutterstock / FreeDigitalPhotos.net

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *