Magnesio: Guía de referencia rápida

La vida no viene equipada con un botón de pausa, por lo que puede ser difícil mantenerse al día sobre las últimas investigaciones en salud. Afortunadamente, nos hemos tomado el tiempo para crear una guía de referencia rápida sobre las cosas más importantes que hay que saber sobre el magnesio, para ayudarle a mantenerse bien informado.

Funciones del magnesio

Sin el magnesio no podríamos producir energía, nuestros músculos estarían en un estado permanente de contracción, y no podríamos ajustar los niveles de colesterol producidos y liberados en el torrente sanguíneo.

El magnesio regula:

– Actividad enzimática, que permite miles de procesos bioquímicos

– Producción de energía y ATP, el almacenamiento de energía de las células del cuerpo

– ADN y ARN, las hojas de instrucciones internas del cuerpo

– Equilibrio mineral, necesario para mantener la vida celular

Síntomas de deficiencia

Síntomas «clínicos» clásicos: Tics, espasmos musculares y calambres , las convulsiones, la ansiedad y los ritmos cardíacos irregulares se encuentran entre los signos y síntomas clásicos del bajo magnesio.

Síntomas «subclínicos» o «latentes»: Causados por el bajo consumo de magnesio que prevalece en casi todos los países industrializados, pueden incluir migrañas, insomnio, depresión y fatiga crónica, entre otros.

Ver una lista completa de los síntomas de la deficiencia de magnesio.

Causas de la deficiencia

La reducción de magnesio en individuos sanos puede ser causada por:

– Dietas bajas en magnesio, alimentos procesados y refrescos

– Agua blanda

– Suplementos de calcio

– Medicamentos con y sin receta

Y algunas condiciones pueden aumentar la vulnerabilidad a la deficiencia, incluyendo:

– Alcohol y otras adicciones

– Envejecimiento, enfermedad y estrés

– Trastornos digestivos y genéticos

Fuentes de magnesio

El magnesio se puede administrar por vía oral, intravenosa o transdérmica. Desafortunadamente, las fuentes alimenticias de magnesio han experimentado un drástico descenso a lo largo de los años, lo que hace casi imposible lograr el magnesio adecuado a través de la dieta sola.

La suplementación oral de magnesio se encuentra con mayor frecuencia en las estanterías en forma de óxido de magnesio. Sin embargo, esta forma es una de las menos biodisponibles, con tasas de absorción tan bajas como el 4%. Los quelatos de aminoácidos de magnesio y cloruro de magnesio se encuentran entre las formas más eficientes cuando se toman por vía oral, pero aún así pueden causar un efecto laxante cuando se toman en cantidades suficientemente altas. Los intestinos flojos se pueden evitar usando un suplemento tópico de magnesio.

*El magnesio oral no necesita ser descontinuado si usted decide usar un suplemento tópico.

¿Todavía no está seguro de si debe complementar? Obtenga una idea de dónde puede estar su consumo en el artículo ¿Necesita más magnesio? 10 señales a las que hay que estar atento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *